domingo, 21 de septiembre de 2008

cadáver exquisito


La tarde de domingo, la vieja olivetti, la música del piano y la sala envuelta en la luz naranja de la barroca lámpara de la abuela. Saboreando una copa de vino, encendiendo un cigarro y todos los vicios sentados a la mesa.

¿Escríbimos a cuatro manos?
Saldrá entonces, de mis dedos, de los tuyos, un cadáver exquisito. Como nosotros, yo leo de tí la última línea y no me importa lo que hubo antes. Como nosotros, tú lees de mí la última línea y continuas a tu manera.

Un día, acabada la historia, nos sentaremos frente a frente con otra copa de vino y leeremos el resultado de nuestros sinsentidos escritos con la olivetti. Te preguntaré entonces si no era aquello felicidad y tú me recordarás que estaba lloviendo, que llovió todo el tiempo.

Enterraremos el cadáver bajo la mesa y al despedirnos sabremos que mereció la pena.

13 comentarios:

elshowdefusa dijo...

No se me ocurre un domingo mejor que éste...

Anita dijo...

Ayudada por la música q nos brindas es fácil imaginarse lo que nos cuentas en tus lineas.

Ainsss, por aqui llueve tb y además domingo... me da como...tristeza + nostalgia= tristalgia???

Muakk

RGAlmazán dijo...

Precioso. Triste y alegre a la vez. Menos mal que al final mereció la pena. Un beso.
Salud y República

NáN dijo...

Mi querida Marcella, maestra de la melancolía.

Me parece una imagen buenísima que unas manos que se tocan hagan un cadáver exquisito.

vega dijo...

ay! pero que bonito que bonito qué bonito!!!!


Por la ventana también amenaza cocn llover...

María a rayas dijo...

tristalgia, anita, me parece un término estupendo para definir un domingo de lluvia...lo apunto...

Fusa, a mí tampoco se me ocurre un domingo mejor, (y mira que a mi no me gustan los domingos...)

Rafa...casi siempre merece la pena, solo que no siempre nos damos cuenta...

Nan, más que maestra, aprendiz, la melancolía aún tiene mucho que enseñarnos...

Vega, qué ganas tengo de verte...!!!

un abrazo a todos

Álvaro Dorian Grey dijo...

".. y al dezspedirnos sabremos que mereció la pena". Me ha encantado esta frase. Genial.
Saludos y salud

ANABEL dijo...

De momento esas frases están vivas en tu escrito, casi como si la tuviera ante mis narices.
¿Vino tinto o blanco? ¿Lluvia intensa o tenue? ¿Atacamos un ordenador?
Besos guapa
PD Me enrojecí la melena después de dos años.

Anónimo dijo...

Que hariamos sin la tarde de domingo?

Como dijo el profeta, habría que inventarla...eso si...en domingo

Mega dijo...

¡Viva la melancolía!
Y el frío, y la lluvia, y la noche cerrada y un buen vino, y la mantita, y, claro, la buena compañía. Y la dulzura, ¡qué córcholis!

Besos a rayas para nuestra huésped

ETDN dijo...

Ay, qué bonito lo escribes y lo describes. Llovió y salió el sol, el domingo. Buena manera de acabar la jornada. Da de sí la Olivetti
;-))

besotes

aroa dijo...

y después de las tormentas llega la calma... y este sol de otoño que nos acaricia

hemos visto los truenos, el agua, su sonido
y eso es nuestro para siempre

como la olivetti
que ya se queda

y mejor haber probado el tacto de sus teclas, aunque obsoletas... , que no saber a qué suenan

tic,tic.tic (dedos locos subiendo y bajando como tú haces)

María a rayas dijo...

alvaro, debo confesar que estuve a punto de cambiar esa frase por "y al despedirnos, sabremos si mereció la pena", pero preferí ser tajante y optimista, sin duda, mereció la pena...

mega, la manta y el café son las dos cosas más bellas del frío...y la nostalgia compartida también, claro...

ETDN...da de si la olivetti y lo que le queda, cuando quieras estas invitada a tocar sus teclas

jar...llega la calma...por cierto, hoy me he vuelto a poner medias (rojas), el frío es lo que tiene, que lo llenamos de color...

Anabel...que vuelva el rojo (y a ver si me aplico el cuento que tengo el pelo desteñido...)
´
anónimo...la invetaríamos si...

besos a todos

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas