martes, 20 de marzo de 2012

Cambio de planes



Era una noche con estrellas y solo tenía, cuántos, ¿quince años? Ahí, sin saber, dibujé los planes irrealizables al amparo de una luna nueva. Soñé viajes, soñé futuros, soñé con la mano que agarraría mi mano por las ciudades malditas que recorrería libreta en mano.

Luego llegó el futuro y el cambio de planes. Y no ocurrió nada. Ocurrió otro todo que distaba de ser aquel que imaginé aquella noche con estrellas. Los viajes nunca fueron aquellos, los gatos no se arremolinaron a mis pies, tampoco me metí en política, casi nada. Nunca viví en París y si me apuras tampoco en Berlín. Jamás fui corresponsal de nada y poco o muy poco correspondida en mis elecciones. No viví de las rentas de mis nostalgias e hice cosas mejores con mis labios de las que imaginaba (como dejar que se llenaran de rojo). También susurré cosas bonitas, escribí algunos cuentos, me pasé veranos persiguiendo amores imposibles, y perdí todas las batallas contra el tiempo.

Fuimos sorteando los cambios de planes. Adaptándolos, esperándolos, escondiéndolos, superándolos a veces, a veces agradeciéndolos. Disfrutando de la marea, de los nuevos rumbos, de las noticias que nos cambiaron, de los puntos de partida de los que nunca partimos.

Está a punto de acabarse un invierno sin planes que nunca fue como soñamos. Está a punto de arrancar una primavera cronometrada, un calendario cerrado, un futuro abocetado.

Y una vez más.
Nos quitamos el abrigo y llegó el frío.
Nada será como esperamos.
Cambio de planes.

4 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Un relato precioso. Un beso

Salud y República

Aroa dijo...

Bueno, en Berlín has vivido. Y no fuiste corresponsal porque preferiste dejar tus palabras donde tus ojos miraban. Para colmo, hoy ha vuelto la primavera a tu salón.

Anónimo dijo...

Que bonito,
Y es que son los cambios de planes los que dictan la vida, los que ayudan a conocerse,lo que traen los retos mas altos y al fin y al cabo los que nos enseñan a vivir, viviendo.

Microalgo dijo...

That's live, que suele decirse...

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas