viernes, 10 de julio de 2009

Dance with somebody



Deja que todas tus preocupaciones se queden en casa. No lo pienses. Nos empeñamos en pensar las cosas pero pensar no soluciona nada. ¿No te parece?

Así que no lo pienses y ven conmigo. Nos ocultaremos de la realidad en un lugar oscuro con luces de colores moviéndose intermitentemente. Yo te miro y no estás y ahora sí estás y no estás otra vez. De repente todo tu movimiento es lento y espasmódico, eres un robot que no piensa, no fluye sangre por tu cuerpo, sólo la música que es electricidad y movimiento. Te atraparon otras vidas posibles, la de la música, la de las letras de las canciones, la de la persona diferente que eres cuando giras tu cuerpo y desplazas tus caderas de izquierda a derecha.

Ríete mientras bailas. Ríete y baila.
Ya lo pensarás mañana.

2 comentarios:

ANABEL dijo...

O puede que cuando dejes de bailar, ya no haya gran cosa en que pensar, o que tus pensamientos sean distintos.
Besos gordos

anonimo dijo...

Bailar es una de las cosas más gratificantes para olvidar preocupaciones o simplemente dejar un rato tranquilo ese ordenador personal que tenemos cada uno en nuestra cabeza y que siempre está trabajando.
Todas las culturas danzan para expresar los sentimientos.¡Dancemos, dancemos y seremos más felices.

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas