lunes, 19 de mayo de 2008

Soluciones mojadas contra amenazas de lluvia



Aunque fuera invierno no me importaría. Te esperaría en el mismo sitio, enfrascada en una novela de misterio, cubierta de espuma en toda mi desnudez. Mis dedos se arrugan y tampoco importa. La casa, la calle afuera, el correr, la ciudad, están tan lejos de mi bañera que no pueden perturbarme. Cierro los ojos y sé que me miras y sé lo que piensas, que si esto fuera una película tú y yo viviríamos en Nueva York y el jazz que sale del tocadiscos se escucharía en una sala oscura del Soho. Mi nevera estaría vacía, como en verdad lo está, y acabaríamos cenando una hamburguesa grasienta en el local de la esquina.

Aunque lloviera no me importaría. Te esperaría en el mismo sitio, atenta a tus pasos gatunos, dentro de este rincón convertido en palacio donde me habitas. Las páginas se mojan y el jabón en los ojos me hace maldecir, pero tampoco importa, porque estoy tan enganchada a la sangre que corre a borbotones por esta novela que ni me doy cuenta de que no llevo gafas, de que te observo desde mi mundo miope, de que por eso, tal vez, lo veo todo tan perfecto.

Aunque las calles se hubieran convertido en ríos no me importaría. Seguiría esperándote en el mismo sitio, convertida en sirena, dispuesta a bucear en todas tus profundidades, dispuesta a olvidar todas tus tormentas, todos mis chaparrones, todo el oleaje.

No me importa.
Mi jazz.
Mi libro.
Mi bañera.

Y afuera, el resto del mundo.

13 comentarios:

aroa dijo...

te falta una piernecilla asomada entre la espuma para esta en el heaven totalmente...

qué más maría? cómo aburrirse en una casa donde en día laboral hay redistribuciones a la 1 de l mañana...

medas envidia, voy a poner a llenar la bañera

brujaroja dijo...

Hala. Ya se me ha borrado el mensaje. Grrrr.... A escribir de nuevo.
Sólo te decía que lo único que faltan son las velitas, aunque no casan mucho con el libro, al que le sienta fatal la penumbra, me temo...
Y la situación es envidiable, pero afortunadamente es uno de esos lujos accesibles, así que haré caso a aroa y correré también veloz a abrir el grifo...

Anab dijo...

Yo me olvidé de esos baños. El ultimo que me dí aparecieron dos pequeñas visitantes (no extraterrestres) alarmadas porque hacía tres minutos que no me veían. Estoy corroída por la envidia (malsana, totalmente malsana).
Yo regalándote soles, y tu disfrutando de la bañera, desde luego...
Bonito texto.

María a rayas dijo...

ayy...la que he armado...yo que voy de ecologista insoportable por la vida, cometo el pequeñisimo error de dejarme engatusar por las sales y jabones de mi compañera de piso y darme un placentero baño (con la de agua que se gasta!!!) para después cometer el enoooorme error de hablar sobre ello en esta ventanita internautica e incitar a todo el mundo a que haga lo mismo...así que estoy torturada en mi oficina oyendo grifos abiertos por todas partes...

aaaaaaaaay

(a mí ni caso..al agua patos todo el mundo...)

besos a las tres!!!

Mega dijo...

No, si ya te sabes cuidar...

(Eso, eso, tú fomenta las malas costumbres...)

NáN dijo...

Los usos lícitos de la bañera son tres:

a: Esperar al amante.
b: Ser muy viejo y aliviarse del dolor de las articulaciones.
c: Compartirla

De momento entras en los usos aceptados por los ecologistas. Pero si le esperas muchas veces, mejor que se vaya a vivir a tu casa y pasáis al c.

Señor-INA dijo...

aysss ecological woman!! estaba pensando en lo de los grifos cuando lo leia y luego he visto tu comentario... mmmm no me gusta el jazz... pero si los baños y la lectura... me pregunto si no se me arrugarán demasiado los dedos si sigo esperando... puede que el agua se quede fría y el libro acabe hundiéndose en las profundidades de mi bañera... pero luego lo pienso y digo... ayy pero si yo solo tengo plato de ducha... así que fuera, un problema menos... espero pero ya no se arrugan mis dedos... puede que lo que se me arrugue sea el ceño... pero eso, para otro día.

RGAlmazán dijo...

El baño bien pero lo mejor "los aunques".

Salud y República

aroa dijo...

d) y sofocarte las de ser leve

Soboro dijo...

Te envidio ese momento de la bañera, sinceramente.
Un saludo.

María a rayas dijo...

digo yo que los ecologistas también aceptan el uso del baño en el siguiente supuesto:
e)una vez cada muchos años, desde luego que no hace daño...

Soboro, bienvenida al vestido a rayas!!

un abrazo a todos

B&R dijo...

Estimada Marcela, con todos los respetos creo que eres un culo de mal asiento. Te encontrabas en la bañera tan ricamente y el mundo parado a tu alrededor, y cuando fuistes consciente de ello, no se te ocurre otra cosa que o bien colocar el disparador de la cámara en modo automático y ésta en precario equilibrio sobre un bote de gel, o bien llamar a alguien para que te hiciese la foto.Y mientras tanto hacer como que leias y disfrutabas del momento. Creo que no puedes remediarlo te gusta más la reflexión sobre el sentimiento, que éste en sí.
Me ha gustado mucho la entrada.

María a rayas dijo...

jajaja B&R...
¿acabó la cámara nadando en la bañera tras caerse de lo alto del champú?
¿me hizo alguien la foto y luego me echó de la bañera porque quería disfrutarla sin mi?
genial observación...me he reído mucho...

Además...creo que has dado en el clavo...en lo de culo de mal asiento, en lo de la reflexión...

un abrazo

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas