sábado, 3 de abril de 2010

gracias



Cuando estaba de Erasmus en Alemania hace al menos dos mil años, a una buena amiga le detectaron cáncer. Probablemente fueron los 9 meses más duros de su vida, pero salió adelante y nos enseñó una lección muy importante: que no hay que rendirse nunca.

Recuerdo que cuando leí el mensaje de que estaba curada, yo estaba en las taquillas de la biblioteca y tuve que encerrarme en uno de los baños a llorar a moco tendido de emoción. (Es verdad eso de que se puede llorar de alegría). El mensaje decía (más o menos) esto: Dicen que el que busca encuentra y que toda lucha tiene su recompensa. Estoy curada, no habría podido hacerlo sin vosotros. Gracias.

Con los años, dicen algunos que me conocen que me he vuelto una escéptica, que ya no creo eso de que siembra y recogerás, que he olvidado que toda lucha tiene su recompensa. Pero no es cierto. Soy una eterna soñadora disfrazada de gruñona pesimista. Pero sigo creyendo que los sueños a veces pueden cumplirse. Y sé, como mi amiga aquel año, que el que busca encuentra y que las cosas nunca pueden hacerse sola. (Mejor si son con a little help from my friends)


A veces se me olvida, pero yo lo sé.
Al final las cosas siempre salen bien.

19 comentarios:

Fleischman dijo...

Qué gran alegría, María. Los sueños hay que ganárselos, y está claro que en tu caso empiezan a hacerse realidad. Estarás resplandeciente.

RGAlmazán dijo...

¡Cuánto me alegro! Eres grande, te lo digo yo, y sí, los sueños a veces se cumplen. Aunque lo mejor es esperar poco y que las cosas lleguen si tienen que llegar. Un beso.

Salud y República

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Enhorabuena, guapísima! :-)

Señor-ina dijo...

triqui soy ñuelas, vamos a soñar mucho mucho mucho, vale? de una gruñona a otra...

he vuelto a la urbe.

bsito

Clara dijo...

Yo creo que quien tiene o ha tenido sueños alguna vez, nunca es capaz de aparcarlos del todo... Siempre queda un poso, un hilito de esperanza.

Me encantaría ver el enlace, pero parece que no funciona :(
Aún así estoy al tanto de tus méritos! Felicidades chica a rayas! Eres una genia!
Como te digo siempre, espero que no te canses y nos sigas deleitando mucho, mucho tiempo.

Beso enorme.

Aroa dijo...

felicidadeeeeeeeeeeeeeeeeeees gafapasta preciosaaaaaaaaaa

Anónimo dijo...

¿Qué quieres que te diga? De alegría también se llora y yo así lo hice.Ánimo chica que esto es sólo un pequeño adelanto, pero no creas que es camino fácil hay trabajar mucho sin perder la esperanza.
Besazo gordote

María a rayas dijo...

jijijiji
muchas gracias a todos
es tan guay!!

besos, besos

María a rayas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

dicen que leer se esta muriendo muy lentamente, que es un ritual íntimo, que un libro es un espejo y que sólo podemos encontrar en él lo que ya llevamos dentro, que al leer ponemos la mente y el alma, y que esos son bienes cada dia mas escasos.pero me gusta leer.gracias por seguir haciendolo. un besazo
valdelagua

María a rayas dijo...

Qué descripción más precisa y linda de la lectura. Sin embargo espero que te equivoques en eso de que se está muriendo lentamente, yo creo que no, espero que no...
al menos mientras nosotros sigamos leyendo, no te parece? (y trasmitiéndolo:más vale tarde que nunca)

un beso muy gordo para tí

ETDN dijo...

Cuánto que celebrar. En sábados sucesivos. besote

alicia dijo...

Me identifico plenamente con esa eterna soñadora disfrazada de gruñona escéptica. Pero ya ves... la vida aún consigue que en tu pecho brote una flor de sorpresa.
Ramos y ramos de felicidades

Gemoti dijo...

Siempre recordaré el momento en el que tras un día sin móviles, surcando plazas casi tan grandes como la Garibaldi, subiendo puertos de más de 2200 metros y paseando por ambientes que un dia vieron a Lawrence de Arabia, este pequeño aparato puso la traca final anunciando vuestra victoria.

Je, je je..... El calvario para mi empezó el dia después cuando no sabias de que hablar en nuestro suzuki y empezabas diciendo.....te he hablado hoy de mi libro.....

En fin Mery que siempre me acordaré que esa buena noticia la vivimos juntas.

Enhorabuena chicas!!! A seguir cumpliendo vuestros sueños.

NáN dijo...

¡Jodeeer, qué bueno, María!

ganerantz dijo...

Maria. Se me habia olvidado felicitarte por esta pedazo noticia. Sabes, si al final Ana va a tener razón cuando dice eso de que escribes de p. madre :-) Por cierto, el relato in question, donde se puede leer? Ciao.

ANABEL dijo...

NO LO HE LEÍDO HASTA AHORA MISMO. ¿CUANDO VAMOS A APLAUDIRTE? YO LLEVO A LAS GEMELAS CON CARTELITO Y TODO. BESOS, BESOS, BESOSOSOSOSSSSSSSSSSSSSS
ME ALEGRO TANTÍSIMO.
Todos los días de lunes a viernes paso delante del centro de Estudios Extremeños y allí tienen un cartel de la convocatoria. Todos los días a eso de las nueve y cinco me acuerdo de ti, de tu sonrisa, tus labios rojos, tu amistad. Se me saltan los lagrimones. Felicidades.

ma_carmen dijo...

María,
enhorabuena a esa niña que ponía sus ojazos (más sus pestañas) en todo, la que sonreía tanto, la que no paraba de inventar, esa que parecía que vibraba al descubrir mundos, y al escribirlos!

Recuerdo que, cuando llegaba la entrega de los premios, me ponía un poco nerviosa, en ese modo de mímesis que se adquiere cuando se han pasado muchas horas juntas...
y ella subía allí pisporeta y alegre meneando el vestido!
Seguro que te sintieron igual esta vez!
Un abrazo gordo de los cinco y nuestra enhorabuena!
Esperamos verlo en unos mesecitos;
mientras, te sigo leyendo, y escuchando por aquí. Un placer.
MCarmen

María a rayas dijo...

MCarmen...y yo que creí que eso de la sonrisa había venido después...va a ser que me acompañó siempre (antes del rojo, incluso...;-)

Que emocionante saberte rondando por aquí, saberos atentos a los cinco.

Ya compartiremos libro y alegría en unos meses...

Un abrazo enorme
María

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas