lunes, 25 de febrero de 2008

Te vi...

Te ví...entre los charcos de Gran Vía. Tú con un chubasquero amarillo. Yo esperando para entrar en el cine. Saltabas como loca y a mí me hiciste enloquecer. Era un domingo gris pero tú lo iluminaste.

Y ella que lo lee el viernes en el EP3, no sabe si creerselo o no. No sabe si llamar o no. Tal vez sea un amigo haciendo la gracia. O no. Tal vez es el hombre de su vida. O un poema de Luis Montero. O una historia ficticia del blog de su compañera de piso. Tal vez sea verdad o tal vez sea mentira. Pero se mira en los charcos de Gran Vía y se dice, qué coño, voy a llamar, no pierdo nada. Porque el mensaje le encanta. Un domingo gris y tú lo iluminaste y al otro lado, quizá, alguien que la ilumine entera. Así que ella, que es valiente y dada a los excesos, marca el número en su móvil. Alguien responde al otro lado. Tiene una voz que huele a sal y a sur, que suena a guitarra desgarrada y a risa trasnochadora. No lo piensa. Quedamos. Sí. Dónde.

Plaza del Rey, otra tarde de lluvia. Ella se siente una heroína de cine mientras lo espera fumando junto a la estatua iluminada. Pasa un chico con un perro, pero no tiene ojos de sur, ni de sal, ni de guitarra o de risa. Todo podría salir mal, no es él, no viene, no llega bajo este cielo sin estrellas.

La heroína de cine se mira en los charcos, pelo mojado, rizos que se diluyen y ojos que esperan. Por una vez, se dice, elijo un final feliz, americano, apestoso y comercial. Pero feliz, por dios, que lo merezco.

Y en los charcos descubre una sombra y un escalofrío la recorre entera y ya no tiene dudas y ha llegado y la heroína sonríe,
feliz.
Como el final de la película.
Para Charo...en un lunes malo

15 comentarios:

Señor-INA dijo...

Firmo porque creo que estas historias son bonitas, pero irreales... un lunes malo? una semana mala? un mes malo? creo que últimamente los momentos malos superan a los buenos, los finales de película son para el celuloide... ayyy que pesimismo tengo metido dentro... que se cala hasta en los huesos

AROA dijo...

qué pasa ahí???
eoooooo

besos bajo el chubasquero rojo
bajo el amarillo

María dijo...

el problema de la vida es que no tiene ningún final...es decir...que las cosas continuan...la chica del chubasquero encuentra al chico de sal y sur y punto final. Pero la historia sigue en la vida real, y a veces las cosas funcionan, a veces no...la película no se acaba con los créditos del final...continúa...así que, raquelilla, aún estás a tiempo de cambiar el final...


jar...tanto chubasquero rojo y amarillo...tufo españolista no?...beso a tí también pequeñuela...

Mega dijo...

¡Bien por el final feliz!

Y eso que era domingo, no miércoles...

Magapola dijo...

Pues yo creo que estas cosas sí que pasan, y por internet mucho más todavía. Lo malo es que a mí me gusta que las historias acaben mal... Al menos en la ficción.

Avan dijo...

Osea que se omitíó esto:


“..Y en los charcos descubre una sombra y un escalofrío la recorre entera y ya no tiene dudas y ha llegado y la heroína sonríe,
feliz. Él también sonríe, ella cierra los ojos.. él se acerca, ella tiembla. Respira fuerte, está esperando que sin mediar palabra su príncipe la bese
, como en las películas, pero el joven, que es un caballero, media palabra con un saleroso…”Hola morena”. Ella abre los ojos y no ve nada..”Pero que..”, baja la mirada y ahí está su galán, tan guapo, tan profundo, tan andaluz, tan bajito. “Nos vamos princesita”..dice él. “¿A dónde?” sonríe ella, “creo que te has equivocado, estoy esperando a mi novio”. Y mientras un cabizbajo gaditano va apartando su mirada de los charcos, ella maldice al mundo, a la literatura y al cine

Para Charo...en un lunes malo"

Avan dijo...

era solo x contentar a los que prefieren finales tristes

Mi más sinceras disculpas por estropear la historia.

Avan dijo...

y por supuesto, que no dedico a charo mi patético final... fue que al copiar y pegar lo dejé y no me acordé de quitarlo.

Disculpas again, jeje

Señor-INA dijo...

hala lo que ha hecho avan... pero ves... todas las historias felices acaban no siéndolo... es el miedo a enfrentarnos a lo que nos asusta aun sabiendo que detrás puede haber algo bonito...

AROA dijo...

Flower, por esa palabra: 'tufo' pero en pequeñito, se montó una vez un pollo en el trastero de un blog....


y es que, ibais así vestidas, charo y tú, tú y charo. Si es que charo es un personaje real...

es la tercera vez que lo cuento hoy, pero he soñado que veíais a comer a mi casa nueva....!!!!!!

María dijo...

uf...que ha pasado aquí...esto es la revolución...vamos por partes...
1. he colgao foto Gran Vía lluviosa una tarde de domingo...mmm...no se si me convence...mmm
2. Jaaaaar quiero comer en tu casa...
3. Avan...cambiame el final...pero no para poner algo tan triste...además...y si a la chica del chubasquero no le importa que él sea pequeño y poco agraciado??? (además gaditano como ella, que casualidad...). Te perdono si tu me perdonas que no esté en Madrid el fin de semana para tomarnos cañas y ponernos cara
4.Magapola...yo también prefiero los finales tristes (en la ficción) pero quien os dice que esto es mentira?
5. Señor-ina...el miedo a enfrentarnos a lo que nos asusta lo tenemos todos...pero los valientes lo superan..
6. Mega...hola!! hoy es miércoles...así que final refeliz

y creo que eso es todo!!!
besos besos

Anab dijo...

El final es abierto, feliz, me gusta, casi podría ser real. Pero tanto como el final, es hermosa la delicadeza del texto.
Saludos

charo dijo...

Qué controvertido el lindo texto. Si os soy sincera, yo no echo pestes de los finales felices porque es así como clasificamos el principio y final de las etapas de nuestra vida. Pero siempre tiene que haber malos momentos, algunos demasiado inoportunos, para que la vida, como en las películas, palpite al ritmo de algún drama inesperado; personajes que crecen o se empequeñecen en su conflicto interno; que no miran del todo, que no dicen enteras las palabras…
La tarde se llevó la borrasca del lunes. Gracias Mari, me tiraste de las comisuras, una vez más. Está bien cambiar los papeles.

Charo

AROA dijo...

eeeeeh, entonces charo existe?

María dijo...

a veces,por las mañanas tempranito no...pero en líneas generales es un ser de carne y hueso...
lo que no tengo tan claro es si la del chubasquero amarillo es ficticia o real...será cuestión de preguntarle cuando la vea dando saltos por Gran Vía...

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas