miércoles, 27 de febrero de 2008

La misma hora

Se volvió loca. Así pasa a veces. Te mira, le miras y ya nada vuelve a ser como antes. Se te mete dentro, en tus noches, en tus días y no hay manera.
Así le paso a Ella. Le quiso. Despertaba por la mañana los primeros domingos y le observaba sin moverse, sin hacer nada que pudiera despertarlo y terminar con aquella visión perfecta: todas las líneas de su espalda. Le miraba y le miraba, sorprendida de sentir lo que sentía, de la suerte de esos dos cuerpos en esa cama de sábanas blancas, en esa habitación de paredes blancas y ventana azul. Le miraba y soñaba con las camas venideras, los futuros unidos en uno solo, la felicidad compartida a medias. El porvenir...

Hace poco me estremecí con la frase de una mujer que llamó a mi teléfono pidiendo ayuda. Una cosa son tus planes y otra lo que la vida hace con ellos. ¿y si soy yo? ¿y si mi futuro también se trunca? Miedo...

A Ella, como a la mujer que llamó a mi teléfono, la vida no le preguntó por sus planes y la dejó abandonada en la estación llevándose sus maletas repletas de felicidades. Y las líneas de su espalda dejaron de ser carreteras en las que perderse, perfectas y únicas. Se convirtieron en cadenas. Y la suerte de encontrarse se tornó desgracia. Y la ventana azul se cerró para siempre. Las paredes se volvieron negras. Se acabó el porvenir. Se esfumó como la polvora de la pistola que acabó con su vida. Se desgarró a pedazos, como hizo el cuchillo con su pulmón ennegrecido de tantas madrugadas despierta.

Y no era una sino cuatro. En diferentes horas de un mismo día. En diferentes horas que eran la misma. La hora de preguntarnos con horror que coño está pasando. En qué momento alguien tomó licencia para acabar con la belleza de las cosas amadas. Para hacernos tambalear. Todas nuestras creencias, todo el amor que hemos sentido, todas las espaldas que hemos mirado los primeros domingos.

Y la ira se torna tristeza.

6 comentarios:

Anab dijo...

¿Realmente crees que hubo amor en esas relaciones? Yo no. Nunca hubo amor, al menos por parte de los agresores. Ellas fueron objeto de su deseo, de su desprecio y de su odio desmedido al fina. Objeto y víctimas desde hace mucho tiempo.
Crimenes elaborados, y planificados tiempo antes de cometerse.
A donde vamos, no lo sé. No creo que esto sea nada nuevo, pero sí es cierto, que algo está cambiando en la sociedad. Estos han dejado de ser crímenes privados, y estamos tomando conciencia de ello.

María dijo...

no se si hubo amor real, pero desde luego sí la ilusión de un amor, la idea de un amor y de sentirse amada...a veces nos engañamos mucho, quizá por eso es difícil establecer lo que es cierto y lo que no...(y cuando es cierto y cuando no)

lo que me desconcierta es que no creo que estemos avanzando, a pesar de todas las campañas, de la concienciación social, de las nuevas leyes, de la protección...al final nada mejora así que no sé muy bien cómo tomarlo, cuál debe ser el primer paso...

me parece indignante, me cabrea, me enerva.. pero al mismo tiempo no soy capaz de proponr soluciones...

Avan dijo...

Yo creo que hay mucho amor en el tio que mata, amor a si mismo. Mata porque no soporta dejar de poseerla, no por devoción a su posesión perdida. Luego, en general, se intenta suicidar...pero ese amor que profesa a su propia persona impide que fructifique dicho intento.

No lo llamaría violencia de género, lo llamaría violencia sin más. Basada en la posesión y en el ego.... como todas.

Anab dijo...

Me descubro un ficticio sombrero ante vosotros maría y avan.
Creo que tienes razón es el amor a uno mismo lo que guía a estos tiparracos.

Señor-INA dijo...

mi comentario sobre esto está en:

http://criticosincriterio.blogspot.com

Un beso

María dijo...

Acabo de leer una noticia en canalsolidario.org que dice que el último barómetro del CIS firma que la violencia de género solo es considerado como problema grave por un tres por ciento de la población...
adjunto link:
http://www.canalsolidario.org/web/noticias/noticia/?id_noticia=9741
me parece increible!!! 60 mujeres cada año pero aquí los únicos muertos que importan son los del terrorismo (lo siento, no soy políticamente correcta, pero es que me revienta tanta tontería...)
si una de cada tres mujeres sufrirán malos tratos...sinceramente me siento más amenazada por la violencia de género que por el terrorismo vasco...

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas