martes, 11 de marzo de 2008

ELECCIONES (o día de la familia)

No fuimos después de misa porque en mi casa no se va a misa, pero sí acudimos todos juntos a votar, a pesar de que mi hermana está censada en otro sitio, y yo, tan solo burocráticamente, sigo viviendo en el mismo lugar. Juntos, después de comida familiar en la que se habló de política sin rabia, porque por increible que parezca en mi casa se discute casi de todo menos de política, y después de siesta, despues de leer el periódico a varias bandas, justo después, a última hora. Juntos a votar.

Yo indecisa y mi padre contento, (si ganan abró la botella de Whisky de navidad). No pude por menos de recordar como cuatro años antes había llamado desde Londres a casa. Papá, se han ido, los echamos, y papá tan triste en contraste, a pesar de la alegría. Papá triste como la ciudad entera, aquel 2004 maldito...

Pero esta vez es diferente. Juntos. Los cuatro. Nos vamos a dar una vuelta después de depositar nuestro voto. Nos tomamos un café en el centro de Alcalá, lleno hasta arriba de gente. El día de las elecciones debería ser nombrado el día de la familia, dice mi madre, y reimos la ocurrencia. Pues sí, día de la familia, de recuerdos también. Mamá habla y yo veo por sus ojos, y la imagino en blanco y negro, joven, guapa y embarazada de 8 meses, paseando por una Salamanca vacía, repleta de panfletos y de carteles, cuando Adolfo Suárez sonreía en las fotos. Mi padre, que no podía votar porque estaba en Barcelona, se fue a Sitges a la playa, un junio caluroso, como los junios de cuando éramos pequeñas, en esa época pre-cambio climático. No llegamos a los 80, ni a cuando Felipe lucía chaqueta de pana. Volvimos a casa, encendimos la tele. Esperamos resultados.

Juntos.
En el día de la familia.

4 comentarios:

Señor-INA dijo...

Para algunos no es el día de la familia... En mi caso votamos de dos en dos y una por correo, por eso de que somos impares... pero bueno... tuvimos varias charlas familiares vía teléfono para comentar los resultados... no sé si mi padre descorchó botella, pero lo cierto es que este resultado se celebra con más ánimo...

AROA dijo...

en mi casa somo 0 polítiqueros,... siempre ha sido así... pero yo se que a mi padre le ha gustado vernos a las dos ahí, en fila. Moreno Durán, una, Moreno Durán, otra y él Moreno Sánchez, detrás. Sobre todo porque era la primera vez que votaba 'la otra'... y eso hace ilusión... pero yo pienso, ay madre, que esta pequeña mujer tiene poder de decisión

Anab dijo...

Nosotros fuimos a votar con nuestra pequeña familia, y como siempre, debo decir, que las gemelas consiguieron congregar a su alrededor a la totalidad de los grupos políticos representativos. Todos los interventores de los partidos políticos haciéndoles monerías. La presidenta de mesa y otros miembros, no se podían mover, pero les decían cositas desde su puesto. ¡Que atractivo tienen estas niñas!, debe ser el encanto de la infancia.
Ahondando un poquito en lo del voto, creo que lo importante de verdad es que vayamos a votar (lo hagamos a quien lo hagamos), que tengamos esa posibilidad, y que ningún malnacido nos la fastidie.
Por otro lado, no dejo de pensar si no se hará necesario un cambio profundo de la ley electoral, pues no parece lógico que partidos de ámbito nacional como IU, tengan más votos y menos escaños que otros que sólo concurren a nivel de comunidad autónoma.
En cualquier caso,enhorabuena para todos, por fín se acabó la campaña electoral.

María dijo...

si...totalmente de acuerdo...necesitamos un cambio de ley electoral ya, porque clama al cielo...(pero claro, como a los dos grandes partidos no les interesa pues ya me contarás...)

la verdad es que no quería convertir esta entrada en un debate político, más bien en algo familiar...aunque llevo años con mi derecho a votar lo he ejercido muy muy pocas veces porque siempre he estado fuera y no he podido hacerlo, pero tengo el recuerdo de muchos domingos (especialmente en mayo, con el buen tiempo y los días largos) acompañando a mis padres (que hasta hace unos años nunca han dicho a quien votaba ni han sugerido nada) a votar, y eso, me parece lo más bonito, la verdad...

y si...gracias que se ha acabado la campaña...que tanto cuchillo volando iba a acabar por alcanzarnos a todos...

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas