martes, 22 de abril de 2008

Fantasmas

La noche volvió para atormentarme el día. Una vez más y van tres. No se escapa, vuelven los fantasmas y se cuelan en mis sueños y a mí me entran todas las nostalgias, todas las tristezas. Toda la mala leche guardada y que nunca saqué, todas las palabras que nunca supe decir y que acabaron convertidas en pensamientos inconexos sobrevolando el subconsciente. Todos vuelven pero ninguno se queda conmigo. La cama se llena de vacío cuando suena el despertador y sólo la sensación de desasosiego y devastación se viene al trabajo conmigo. El resto, esos rostros a los que dediqué mis pensamientos, a través de los que quise mirar hacia un futuro incierto, se diluyen con el sol del amanecer.

Se sienten amenazados ante la posibilidad de algo nuevo. Por eso se agarran al sueño, como los fantasmas a las sábanas blancas, para no volverse invisibles, para no desaparecer del todo, para recordarme que no se debe renunciar aún a lo que nunca tuvimos. Que hay que seguir intentándolo.

Pero no me da la gana.
Y mi subconsciente
que
diga
misa.

9 comentarios:

brujaroja dijo...

Te digo lo mismo que le decía a violetazul el otro día. A los fantasmas se les da caza, y derechitos a la lavadora: después de un buen centrifugado, de secarlos al sol y de plancharlos de lo lindo, no les quedan ya ganas de enredar por ahí.
Fantasmas a ti...

Mega dijo...

¡Qué chulería la tuya! Como suele decir Nán, de vez en cuando es necesaria esa actitud retadora que muestras... Porque la vida muerde, ya lo sabemos, y los fantasmas acostumbran a marear todo lo que pueden y más.

Un beso

PS: Suscribo el remate de Brujarroja: Fastasmas a ti, ¡ja!

Avan dijo...

No viene muy al hilo en cuestión.. pero decirte que el finde vi "la ley de herodes", gran película, sí señor.

Anab dijo...

Todos nos vemos acosados por los dichosos espíritus. Para que luego Iker Jiménez quiera asustarnos en su programa...
Me uno a brujaroja y mega. Lavadora, secado y planchado a los fantasmas. Y si así aún se resistieran espéralos escopeta en mano una noche, lánzales tres gritos y verás como cuando se enfrenten a tí se disuelven, no quedando ningún rastro que limpiar

NáN dijo...

Como dice Mega que digo yo, de vez en cuando, cuando la vida azuza, asusta, apura, anula, abruma, es necesaria esa actitud retadora.

María dijo...

mmm...actitud retadora...sí...al menos intención que no falte...aunque ya sabemos que perro ladrador...

besos a todos y feliz día del libro!!

ET dijo...

666666666 es el telefono de los cazafantasmas...aunq yo vyo a ponerles una reclamación pq tardan un poco en acudir...

besines

vega dijo...

Eso, eso, que diga misa... el subconsciente debería dar menos la lata, que se pone tan... consciente??
En fin, me encanta el vestidito a rayas de Marcella, que lo sepas.
Nos vemos pronto!

María dijo...

ET...casualidades de la vida...justo hoy(o ayer...no recuerdo...) he pensado en tí...en que hace mucho que no nos vemos y me han entrado ganas...cuando vaya a Alcala a ver si te llamo y hacemos hueco...

Vega...gracias por visitarme...me alegro que te guste...sí...nos vemos pronto...

besos

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas