martes, 17 de junio de 2008

La Felicidad

Hoy más que nunca, la Felicidad viaja en avión.
Contamina pero la Felicidad, despreocupada y egoista como es, no piensa en esas cosas.
Se le escapa la risa por las comisuras de los labios y elige el avión porque en este mundo global sin tiempo para grandes empresas, el avión es la manera más rápida
de alcanzar los lugares soñados,
de agitar las musas,
de erizar el vello,
de volver a unir cuerpos
v e s t i d o s
d e s n u d o s.

La Felicidad hace clic con el ratón, llena de incertidumbre. Se compra un billete, vuela, sueña, recorre esquinas, apura noches, respira ciudad.

Poco tiempo después, la Felicidad vuelve a cargarse de incertidumbre y se marcha al aeropuerto, en metro, a esperar. Otra Felicidad que viaja en avión.

La Felicidad es feliz soñando aeropuertos, aunque no le gusten. Le recuerdan a demasiadas despedidas, a rostros que nunca más volvieron a verse, al agujero en el estómago por el que se cuelan las personas amadas que viven lejos y que nunca es capaz de cerrar del todo.

La Felicidad sabe que duele, pero no le importa. Merece la pena. Un billete de avión a una ciudad talismán y una maleta llena de lugares con nombre propio, un abrazo que espera en Warschauer Strasse, conversaciones a dos lenguas y un remedio contra las obsesiones.

La Felicidad es feliz porque imagina una cama. La propia. Una cama que es el destino de otro billete de avión que ella no ha comprado. Otro acento y el recuerdo de un cuerpo borroso y Madrid que nunca pareció tan bello. Andaremos todas sus calles.

No importa que la Tristeza viaje con billete de vuelta.
No importa.
Ya habrá tiempo.

La Felicidad es feliz.


9 comentarios:

aroa dijo...

hey esa canción pepinillesca!!!!

pero por qué por qué por qué
yo el viaje más largo que hago es al periódico
cómo os cunde, en general, la vida

María a rayas dijo...

a poco no es esa canción el culmén máximo de la felicidad?? y no es Pepín un enviado de la alegría para hacernos a todos la vida más fácil??


aroilla...parece mentira que seas tú la que digas que como nos cunde la vida...tú, la que en 6 meses se ha enamorado, se ha comprado una casa y ha alcanzado una cuasi felicidad que contagias solo con verte

incluso cuando el sistema
te (nos)
oprime
cansa
y esas cosas

besitos

aroa dijo...

tia, mi biografóa oculta... pssss...

es que cuando dice lo de: "caracolitos volando" oooooh pepin, jardín, fortín ... cuánto grande!

B&R dijo...

Disfruta, disfruta, disfruta... que la felicidad por mucho que la exprimas siempre da más.

Señor-INA dijo...

ayyyysssss aviones... con lo que contaminan y lo que te gustan jajaja... ñañaña es por ser puntillosita

Mega dijo...

Pásalo bien, pelirroja (Du bist eine erfolgreiche berlinerin, oder?).

Küsses
(Hasta el próximo agosto no estoy en Berlín. ¡Qué penita no haber coincidido!).
(Te he dejado un comentario en Mega-en-Barcelona, jeje).

María a rayas dijo...

aaaaaaaaay
me quedan aún algunas semanitas pero tengo taaaantas ganas...

exprimiré la felicidad...
besos a todos!!
María

elshowdefusa dijo...

Cuántos recuerdos me traen los aviones y los aeropuertos. Y qué euforia con el click, con la hora de llegada, con las cosas que hacer y deshacer. Y la Felicidad, porque entonces iba con mayúsculas, no como ahora.

María a rayas dijo...

oooye Fusa...como que no va con mayúsculas?
que sí que sí...que todo son rachas...
pero ella siempre vuelve...

un beso

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas