miércoles, 30 de julio de 2008

Enumerando sinsentidos


A ver. Ha salido una flor en el geranio seco de mi balcónn. Tengo gripe estival y cuerpo de jota, hormonas revolucionadas y sí, ya sé que son las hormonas, pero no puedo evitarlo. Me he pasado y he cocinado para todo el barrio. Pero solo estoy yo (y encima no tengo hambre). Tengo que escribir textito para el taller y en vez de eso solo enumero quejas en este post sin sentido. Miguel se había cansado de amigos invisibles. ¿sugerente? Es mi principio pero también el final de mi texto. El Bremen se me hunde y voy a quedar fatal. Aún quedan 24 horas y bendita oficina. Algo saldrá. Y en el escritorio de mi ordenador me encuentro un documento que alguien ha dejado sin permiso y que me revoluciona aún más la hormona.
Pero me niego y enumero mis motivos, que de nada sirven las intensidades, y que las montañas rusas es lo que tienen, que cuando estás arriba son maravillosas, pero que las caídas suelen ser estrepitosas. Y sonrío. Soy así, arriba, abajo, y mi hormona también tiene la culpa. De pronto, las cosas no parecen tan terribles y la vida es como esta calle San Marcos, llena de ruido a las 12 de la noche de un martes cualquiera. Llena de vida. Como mi geranio seco, que florece.
(Florece!!!!!!!!!,
diga la hormona lo que diga...)


PD: Adjunto canción pelín hortera pero bastante propia.

15 comentarios:

FBlack dijo...

jejeje...ayss esa hormona tuya como te revoluciona de vez en cuando...
supongo que Miguel se habia cansado sería porque estaba cansado de que no le contestaran nunca...al principio seguro que le gustaba que supieran escuchar pero a la larga deseaba encontrarse de nuevo con su amigo Pepe, ese larguiduzo con granos en la cara que estudiaba con el de adolescentes y que tantas y tantas horas le daba la lata con su repicar y repicar...le llamaba "abejorro maya" porque siempre llevaba jerseys a rayas...no?
bueno creo que ahora me he ido yo y mi hormona...jejejeje
un beso primor! ;)

FBlack dijo...

pd1. porque...yo tengo hormonas,no?


pd2. bueno si borras el post por mi mientras borres tambien mis disparates encantado.

pd3. Lo de abejorro maya está basado en la pura y cruda realidad, yo tenía un amigo así ...con jersey a rayas siempre...y así le llamabamos.

NáN dijo...

Malas noticias: ya quedan menos de 24 horas.

Buenas noticias; ya quedan menos de 24 horas.

�Fblack, por fin te he encontrado! �En donde Flavia nos preguntamos por ti? �Qu� bien!

brujaroja dijo...

Las hormonas son unas hijas de puta, pero forma parte de su esencia y hay que asumirlas así. Por suerte a veces descansan de esa hijoputez, y entonces es el momento de imponerse, de imponer la voz, de terminar ese relato. (A mí me parece estupendo un relato así, con solo esa frase, pero igual tu profe de taller -yo lo he sido muchos años- no opina lo mismo)
Venga, María, que seguramente, si aún no han terminado su trabajo, a las hormonas les queda muy poquito, y las flores de los geranios, proclaman en su obstinación que todo (sí, todo) es posible.
Muchos besos.

RGAlmazán dijo...

Aunque sea triste y con amargura es un gran relato.
Mañana será otro día. El tiempo es la mejor medicina.
Un beso

Salud y República

María a rayas dijo...

jooooe, sí que estáis al quite...yo que pensaba...bueno en cuanto llegue a la oficina abriré el blog, con suerte nadie habrá comentado y haremos como que esto no ha existido...pero ahí os veo!!!jijijiji

gracias por las ideas, los abrazos y los besos...me pongo en breve con Miguel y sus amigos invisibles, y sí, Brujaroja, lo mismo te hago caso y me curro un hiperbreve...

besos a todos
PD...por cierto que no se donde tengo el cable de la cámara...así que no adjunto de momento foto...pero prometo encontrarlo!!!!!

FBlack dijo...

nán, me abrumas!....(supongo)

Anab dijo...

Esas hormonas sandungueras, famosas en el mundo entero, que te alteran hasta el hambre, y la visión del mundo entero. Yo a esos momentos de alteración hormonal los denomino "momento erizo", pero sólo cuando me ponen de mal temple.
Nada es absurdo, todo depende de los ojos con que miremos tu geranio en flor, con que escuchemos tu voz.
Besos gordos

Mega dijo...

En cuanto las hormonas te den un respiro, tú ataca...

Que luego siempre nos sorprendes. Como esta vez.

Beso

Anab dijo...

Yo no veo que el geranio esté tan seco. Por cierto, vivan las cámaras digilates que nos permiten hacer tantas fotos.
Besos

carmen moreno dijo...

Invita a tu hormona a unas cañitas y convéncela de que pa'lante es para allá y no pasa nada por llorar un rato, sólo un ratito, no más.
Además, tienes que contarme algún cuento y te pones mu fea cuando lloras, eso me han dicho. Que se te arruga la nariz y moqueas y los ojos se te hinchan. Ya conoces mi percepción sobre los cuentacuentos, no querrás que, además, añadamos todo lo demás, ¿no?

María a rayas dijo...

JIJIJI
mira que son años pero no hay quien las controle...las hormonas hacen lo que les da la gana...son indomables...
por suerte como vienen se van...

Anab...el geranio no parece tan seco porque con la luz no se ve el colorcillo parduzco de las hojas...de todas formas, lo que estaban secas eran todas las flores y de repente salieron esas y ahora hay un montón...están preciosos...peeeero me voy unos días de vacaciones y me da miedito el regreso...(van a estar carbonizados otra vez!!!)

Mega...ya en Berlín?...(te pienso...)

Carmen no me pongo fea, solo se me pone (según Aroa) cara de pez...(ella dice que estoy muy graciosa, pero a mi...mmm...no me hace tanta gracia...)

un beso a las tres!!

elshowdefusa dijo...

Bueno, eso nos pasa a algunas. Arriba y abajo. Muy, muy arriba. Muy, muy abajo. Y lo peor de todo es que después, con la estabilidad, se echa de menos. A mí la hormona ya no deja de preguntarme qué quiere que haga.

Podrías haber aprovechado el tiempo de este texto para adelantar faena pero... ¿y lo bien que se queda una después de soltarlo todo, bien ordenadito, sobre algún sitio? Ya parece que pesa menos. A mí me pasa, por lo menos.

Un abrazo.

Señor-INA dijo...

Mi vida es una montaña rusa
si llego hasta arriba toco la luna
toda mi fortuna se cuenta en sonrisas
la felicidad me corre tanta prisa.

Mi vida es una montaña rusa
si caigo en picado se me hincha la blusa
por la boca pierdo todo el valor
confundo el vértigo con el amor.

Atrape usted por favor mi pensamiento
se me escapa siempre cuando sale el viento
deje que me coma todos mis lamentos
los cocino y pronto encuentro el remedio.

Mi vida es una montaña rusa
y en este momento son todo curvas
si nos estrellamos no tengo la culpa
prefiero pensar que es todo una burla.

Mi vida es una montaña rusa
girando y girando me siento confusa
tantas emociones ya estoy en la cima
mirando al abismo me siento una diva.

Manuel Ortiz dijo...

Ya sé que no te servirá de consuelo pero llevo casi un mes con un catarro alérgico que me tiene contento. Al final, ya no le hago caso aunque es verdaderamente molesto. Que te mejores.

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas