jueves, 27 de noviembre de 2008

Relato de luz


Necesito un relato de luz, me dijiste una tarde de lluvia con el alma oscura. Pero a mí solo se me ocurrían historias de amor con final trágico así que sin abrir la boca preparé un té y me senté a tu lado. Ninguna decía nada. Ninguna sabía qué decir. Pero nos acompañábamos sin más, mano a mano sobre la cama de tu cuarto.

Necesito un relato de luz, pensé una mañana de frío mientras salía por el portal de casa. Brillaba el sol y me dolían las manos bajo los guantes. Sígueme, dijiste leyéndome el pensamiento y acabamos en un puente sobre la Nacional II mirando pasar aviones.

Los relatos de luz no siempre tienen palabras, reflexionaste una noche frente a una cerveza en un bar lleno de humo. A veces simplemente se trata de ruido y bailamos hasta que cerraron.

A este desayuno de domingo le falta un relato de luz. Bajé a por el periódico mientras lo preparabas y acabamos mojándolo en el café con leche.

¿No se acaban nunca los relatos de luz?, te pregunté un otoño triste. Tú me cogiste la mano y la apretaste fuerte.

No, nunca.

9 comentarios:

Laura Pablo dijo...

Lo de escribir bien es cosa de amigas por lo que veo. Conseguiste una adepta al blog, aps! me molan tus "triquiñuelas". Y tu percepción del "ya", así que te enlace en el último post jijiji. Un saludo, María

Álvaro Dorian Grey dijo...

Que bonito.... es un gran relato de luz, precios
Me ha encantado.
saludos y salud

Señor-ina dijo...

jiji laura... las triquiñuelas son de las dos!!! jaja lo que pasa que la meri se las ha agenciado virtualmente jajaja

yo necesito un relato de luz pequeña marcela... ultimamente stá todo muy negro por estos, mis lares particulares

Anita dijo...

Y se hizo la luz...

Tus relatos tienen luz propia, personal e intransferible.

Muakk

Víctor González dijo...

Presumo que además del periodico subiste con algún churrito para mojar en el café, y así ponerle a la luz algo de aroma torrefacto y de fritanga.
No es un cumplido al uso y te lo he dicho otras veces, tienes talento.
Beso a rayas.

Carlos Felipe dijo...

¿Talento? Yo diría arte...
Un saludo

NáN dijo...

¡por eso será difícil escribirlos: porque no se acaban nunca!

("Ls familias felices no tienen historia, pero las infelices lo son cada una a su manera". AK).

María a rayas dijo...

ay nano...las felices también tienen historia, lo que pasa es que suelen ser más aburridas y por eso no trasciende...;)

Señor_ina...a veces hay relatos de luz cerca, cosas maravillosas que nos hacen sonreir, pero nos empeñamos en no verlos...abre bien los ojos rubia, y si no encuentras ninguno entonces llámame y te cuento todos los que quieras...

Laura, bienvenida al vestido a rayas, me alegro que te haya gustado el mundo de Marcella...

Álvaro, Anita, Víctor, Carlos, gracias por los cumplidos, que sepáis (y me voy a poner cursi a tope asi que prepararos...)que vuestros comentarios sí que son relatos de luz

ya queda poquito para acabar con este lunes...así que ánimo a todos

besos

aroa dijo...

uoh, hay una Laura Pablo...! pensé que era... davi... snif, perdón

los relatos de luz son los más difíciles de encontrar, pero están, son, te esperan todos mariiiiita

besos pequeña coliflor

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas