viernes, 19 de junio de 2009

Sueños



Hoy me he quedado dormida. Me he levantado 27 minutos después de que sonara el despertador. No he encendido la radio, no he escuchado últimas horas, atentados, muertos, más crisis en Irán. Me he metido en la ducha corriendo pero lenta (con esa sensación de estrés que te produce el saber que llegarás tarde y esa calma que te entra cuando sabes que ya llegarás tarde)

He recordado. En el sueño tú aparecías más joven, más gordo y con mucho más pelo. Salías en la televisión y yo buscaba las cintas en una sala enorme (y color granate, como la habitación de los baúles de casa de mi abuela, donde nos disfrazábamos de niños y nos vestíamos con la ropa vieja de mamá). Había una mudanza, y una búsqueda. Y luego mucho después yo te decía que había olvidado mi cumpleaños. El mío propio, y me dormía en tu regazo mientras me acariciabas el pelo.

Al salir de la ducha me he sentado en la cama, pensando en todo eso. Te he visto frente a mí, con el pelo largo, la sonrisa escueta y un poco de barriga. Me he dado cuenta de que aquellos sueños eran ciertos, en parte. Tal vez no dormía, porque es verdad que me olvidé de cumplir años. De repente lo sé, hicimos un pacto y ahora duermo siempre en tu regazo. Me he mudado y ahora comparto piso con Satán y llego tarde al trabajo. Y me da igual.

Luego me han llamado por teléfono y una voz irritada me ha gritado al otro lado. Habían pasado 2 horas y 43 minutos desde que sonó el despertador.

Y al darme la vuelta no estabas.

5 comentarios:

Mega dijo...

¡Qué relato más misterioso!

Hasta la vigilia parece sueño.
Beso

Aroa dijo...

'exagerá' eres... (por el aviso de ayer)

Anónimo dijo...

Tosabu comenta:
¿Cómo está hoy la Señorita a Rayas?
Melancólica , pesimista , dormilona ,
inquieta ,
traviesa ,
intimista ,
Contradictoria.........pero
siempre Marìa.
Besitos.

Microalgo dijo...

Jieñ, jieñ.

Curiosa, Tulsa.

María a rayas dijo...

Pues sí Microalgo, curiosa Tulsa, sí. Yo la descubrí en un concierto y me pareció la tía con las canciones más tristes del universo. (salí con ganas de cortarme las venas y de cortarsela a ella tb). Pero al final le he pillado gusto y mira tu por donde...que hasta la cuelgo en el blog...

Mega, si es que a veces la vigilia parece sueño y los sueños son tan reales que uno no diferencia y claro, llega el lío...

Aroa, exagerá no...es que hay que crear expectativas ;)

tosabu, la niña a rayas, siempre María, tiene sueño...y quiere abrazo...uhm...

un beso a los cuatro

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas