viernes, 13 de noviembre de 2009

La estrambótica

estrambótico, ca.
1. adj. coloq. Extravagante, irregular y sin orden.



Salió de la oficina con el pensamiento negro y las medias verdes murmurando maldiciones en alto y gesticulando con los brazos. Una voz interior le leía la cartilla y le sermoneaba sobre la vida. Está bien, gritó, haré propuesta de enmienda, y se dirigió al centro de la ciudad a renovar su vestuario. Lo prometo, dijo, vestiré de negro.

Así que se compró una camiseta, una falda, un vestido, unas medias. Todo negro. Y se dijo que a partir de aquel día sería una persona seria a la que le tomarían en serio. Estrambótica, ¿yo? Eso nunca.

Y salió de casa a la mañana siguiente con su nueva vestimenta. Una no estrambótica que anda por la calle, un punto negro más en la maraña de gente gris del metro. Una chica seria, sí señor.

Pero no le fue mucho mejor. Tuvo un día de perros, trabajando como una negra, con el jefe poniéndola negra con cada comentario, viendo un futuro negro reflejado en su ropa del mismo color. Al salir de la oficina, después de aquel día tan monocromático, volvió a tener una discusión con su voz interior. Esta vez fue ella quien le leyó la cartilla. ¿Estrambótica? ¿Por qué no?


Y estrambótica se quedó.
(Eso sí, siguió usando la ropa negra para hacer excentricidades de vez en cuando, que para eso la había comprado :o)

11 comentarios:

NáN dijo...

¡Es tan gótica!

Gemma dijo...

Jajaja, Menuda eres.
Un beso

Juan dijo...

Nunca está de más un toque de color.

gemotilia dijo...

La vida es de colores y cuando nos vestimos con colores vivos y llamativos transmitimos más que cuando vamos de negro, aunque los diseñadores se empeñen en vendernos que el negro es elegancia.

Tambien dicen que cuando te vistes de colores es porque tu estado de animo es alegre y cuando estás triste vas más de negro o gris.

Yo el sábado estuve en una boda alegre,elegante y preciosa, con una novia de morado y blanco preciosa, llena de invitados que aportaban multitud de colores y todos estábamos preciosos.

¿Eramos estrambóticos? Pues tal vez un poco pero estábamos preciosos y la felicidad se palpaba en el ambiente.

NáN dijo...

gemotilia, (casi) siempre visto de negro y te juro que no hago ni puto caso a los diseñadores.

Anónimo dijo...

¡Tú de negro!
Aunque por fueras vayas alguna vez
por dentro eres alegre y derrochas alegría.
Besos alegres.

ANABEL dijo...

Ja,ja,ja... lo mejor será combinar ropa estrambótica y la negra, que nunca viene mal tenerla en el fondo del armario.
Las apariencias engañan.
Besos

María a rayas dijo...

Nano, es que no necesitas mirar a los diseñadores, tú, con el estilazo que tienes ;-)

Gemotilia, a veces tb dicen que te pintas de colores cuando quieres animar a un alma oscura. A veces las apariencias engañan por eso es mejor no fiarse nunca de ellas ;-)

Anabel en el fondo de armario hay que tener un poco de todo, que nunca se sabe...

Gemma, Juan, Anónima...
besos de colores para todos

María a rayas dijo...

Pero estoy pensando...
considero que el negro es un color muy elegante, pero me repatea que la elegancia esté asociada a ciertos tópicos en el vestir, como si se pudiera admitir la originalidad en muchos campos pero no en este. Juzgamos por la ropa y por la ropa somos juzgados y me fastidia mucho (aunque yo tb lo haga)

pero en general yo creo que para gustos los colores (incluida la ausencia de color)

ANABEL dijo...

Hombre, el negro más que elegante, te hace discreto y disimula lorzas... para qué engañarnos. Los tópicos nos acompañan a todos y es lógico porque lo primero que te llega es la visión de una persona (en algunas su olor... Dios), que mezclamos con nuestros prejuicios. La cuestión es no dejarnos llevar por los prejuicios.
Recuerdo una vez hace mucho mucho tiempo (cuando yo era una adolescente imberbe) que una chica que yo apenas conocía me dijo que no había hablado conmigo porque le parecía "pija"...¿Comorrrrr?. Me quedé a cuadros, porque mi aspecto ha sido bastante "estrambótico" durante mi adolescencia (puedo acreditarlo con fotos), pero a aquella chica le parecía otra cosa. En fin, besitos, con pantalones grises de vestir incluídos.
Muac

María a rayas dijo...

jijiji, Anabel, ya me imagino como te tuvo que sentar lo de pija...pero lo de las percepciones es un tema aparte...cada uno a lo suyo...

un beso gordo

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas