miércoles, 9 de enero de 2008

(re)pensando

Hace poco coincidía con un periodista argentino en el tren, que me contaba como la vida había dado un giro de 180 grados el día que se devaluó el peso. Como de pronto, el dinero dejó de valer nada y como para colmo acabaron bajándole un 20% el sueldo. Los sueños se esfumaron y apareció el fantasma de la irrealidad absurda a la que nos llevan gobernantes corruptos que no conocen nuestros rostros, ni la risa de las personas a las que más queremos. Así que para este compañero argentino, el futuro, sin saber muy bien por qué, se esfumó de la noche a la mañana. Agarró sus bartulos, se vino para España y ahora de vuelta al paro tras un año con un trabajo más o menos "periodístico" se dedica a dar clases de tenis mientras espera que salga algo. En Argentina, probablemente en toda Latinoamerica, me decía, no se pueden hacer planes.

Me baje del tren cargada de nostalgia y con Latinoamérica doliéndome en algún lugar impreciso del corazón, donde acostumbra. Pensando en el futuro impreciso. En los planes que no nos dejan cumplir, en las interrupciones brutales, en las vidas que asesinan otros. Pensando en lo absurdo e inevitable, en lo poco dueños que somos de nuestras vidas.

Pensando.
Repensando.
Sin encontrar explicación alguna...

1 comentario:

carol dijo...

Maria seria una buena entrada para escribir aquella frase de los planes...

la mia era
"lo bueno, o lo malo... de los planes, es eso...que sólo son planes"

Jordi me la dijo en Nicaragua, (antes de ver una peli Argentina que hace una de las mejores descripciones del amor y la fidelidad...y no recuerdo su nombre...)venía para cuatro años...su padre se murio al poquito y volvió a casa...cree que volverá a Nicaragua...dentro de unos tres años...;)

en fin...planes...

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas