martes, 30 de noviembre de 2010

Tren nocturno a Budaypest


Debe ser muy verde, pero ahora está helado. Un manto blanquecino difumina los colores. Cruzamos un río y luego otro. No sé qué hora es pero está amaneciendo. ¿Las siete? No recuerdo cuando me quedé dormida pero debió ser muy pronto. Cuando no hay sol y una ha terminado de compartir cena con dos personas en apenas un metro cuadrado y no funciona la luz junto a la cama, no hay nada mejor que cerrar los ojos y soñar. Me encanta que hayamos hecho este viaje en tren.

Frauke duerme en lo más alto de la litera y Suzana se bajó en Bratislava. Nuestro compartimento parece un submarino amarillo. Excepto por la ventana que nos trae de vuelta un sol redondo y rojizo que tiñe las nubes de rosa.

Rectifico. Los campos son azules. De un verde blanco casi azul. Todo es llano, muy llano. A lo lejos difuminadas y azules se ven unas montañas. Ya no cruzamos ningún río, sino que viajamos pegados a su orilla. Es un río tan ancho que parece un lago. Me pregunto si será el Danubio. 

Traen el desayuno. 
Debe quedar media hora. 
Seguro que es el Danubio.
Felicidad...

 

4 comentarios:

Aroa dijo...

qué bien

ANABEL dijo...

Lo de siempre, que no sé si me quedo con la foto o con el texto. Lo que tienes que haberte currado la foto, las vueltas que le habrás dado.
Me alegra que lo pases bien, que disfrutes del río y los campos, que goces el viaje.
Muacc

gemotilia dijo...

De un verde blanco casi azul............eso se aprende en clase de pintura cuando te enseñan a combinar los colores????jijiijiji......
te veo muy azul...no te estarás cambiando a la otra acera??? Que el rojo se pone celoso.

Por otro lado apuesto por el azul.....hay que renovarse y los labios se pueden seguir pintando de rojo por que lo que es de azul quedarías rarita :)

María a rayas dijo...

Jar...bien bien

Anabel...no desvelaré cómo fue hecha la foto para que no se pierda el encanto...me alegra tenerte de vuelta por estos lares...sabes que justo hoy nos han llegado los libros de Badajoz? ¡qué emoción!

Gema, te veré antes de que leas este comentario (qué guay, eh?) asi que no me molesto en hacerlo...te lo digo en persona
jijijiji

beso gordos

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas