viernes, 28 de diciembre de 2007

ROJO



Viernes ...trabajar hasta las 2...comer en casa...disfrutar el hogar (vacío...pero hogar). Ver una película bajo la manta. Rojo. Kieslowski. Rojo. En mi sofá Rojo. Sobre mi mesa Roja. Con mis gafas Rojas. Con mis labios Rojos. Con mi diadema Roja. La tarde. Roja.

Si la felicidad existe (y me consta que existe) debe ser Roja, como este viernes.

En el hogar.

3 comentarios:

Raquel dijo...

mmmm me voy a cenar un kebap a ese sofa ROJO, con mi chaqueta ROJA, con mi chapita ROJA... Y si te parece te llevo un Peñascal... ROJO... que dicen que la invitada debe llevar el vino...

AROA dijo...

hola pequeña mariiiii!
creo que hasta el año que viene no te veré, pero te mando un beso (si tiene que ser rojo que lo sea....)
y mucho amor para el 2008, que aquellas velas que flotaron el primer día de la casa con balcón vayan cumpliendo sus profecías

H.O. dijo...

Acepto que la nada pueda ser verde... ¿¿pero la felicidad color rojo??? ¡¡De eso nada!! La felicidad es amarilla, eso no es negociable. Me apuesto un dedo a que el día que escribiste esta entrada te visito... "la mujer de rojo".

Suerte.

Cuento a la vista

Cuento a la vista
La parte niña del vestido a rayas